LAS PENAS y ALEGRÍAS DEL MEDIO AMBIENTE, sus políticas y sus políticos.

lunes, 29 de octubre de 2012


RESIDUOS SIN FIN
Mediocres resultados

Octubre de 2012: la República de Italia es llevada de una oreja ante la Corte europea de Justicia de Luxemburgo a causa de sus basuras. ¿La Camorra y la Mafia descontrolando los residuos urbanos de Nápoles? ¿Basuras amontonadas por las calles? ¿Residuos italianos atravesando media Europa rumbo a Suecia para fabricar electricidad?... 

Pues no. La Unión Europea denuncia a la República de Italia por culpa de los vertederos que debía haber clausurado hace años (algunos conteniendo residuos peligrosos)  y por los cientos de vertederos ilegales desparramados por solares, barrancos y cunetas. La multa propuesta es de 56 millones de euros inmediatos y otros 250.000 euros diarios hasta que se resuelva el problema, una vez confirmada la infracción por los jueces.


Vertedero descontrolado cerca de El Ejido (Almería - España)

¡Já!.. Esos italianos están peor que nosotros, pensamos en España. Pura ilusión. La Unión Europea lleva años tirando al Reino de España de las orejas por sus descuidos y devaneos con las basuras. En marzo de 2007 envió un primer aviso y en 2009 una amonestación (Dictamen motivado) por tanto vertedero descontrolado (87 vertederos ilegales). Sin embargo, por entonces en España había documentados cerca de 3000 vertederos ilegales (informe de la Fiscalía de Medio Ambiente). 

En octubre de 2012, en España los vertederos salvajes siguen siendo una lacra y brotan como las setas del otoño: en Llanes (Asturias), Alicante, en la Vega Baja de Murcia,  en Elche, Alcalá de Guadaira (Andalucía), en once municipios de Valencia, en San Fernando de Henares (Madrid),... Para la Unión Europea, en cuestión de basuras España es uno de esos socios que arrastra los pies con desgana, modelo de las desidias del "sur" donde no hay grandes inquietudes por el aseo del territorio y con una población intrínsecamente guarra. Como en Italia o en Grecia, donde nadie mueve un párpado hasta que silban las balas.


Si en Italia es denunciada por sus vertederos ilegales, este de Mojácar,
en la costa de Andalucía, es de libro 

En España, al igual que en el resto de socios europeos, nos equipamos con estupendos  Planes de Residuos.  El último, el PNIR (Plan Nacional Integrado de Residuos), concluye este año 2012 y los resultados alcanzados no son para tirar cohetes. Cada año, allá por los inicios de la primavera, la oficina Eurostat publica el comportamiento de los Estados miembros de la Unión Europea en materia de residuos (1). El de 2012 corresponde a datos de 2010, por la tardanza de algunos países en remitir los datos a Bruselas (2).

El retrato de cada país, cotejado con sus demás socios, no deja sitio para el disimulo. España se coloca en el pelotón de los torpes, junto a los más atrasados (Grecia, Malta, Portugal, Italia) y a nivel de los países del Este. Existe una Directiva Marco de Residuos (2008) que establece una clara jerarquía para los mismos: prevención de su generación, reutilización, reciclaje, valorización energética,… y vertedero, como último e indeseable recurso. España sufre y padece para cumplir con esa jerarquía. Esta es la situación de 2010, publicada en marzo de 2012:

Vertedero ilegal en la costa de Murcia (España)

                                                          Gestión de Residuos
                             Destino (media) en la UE 27 de los residuos  y en España
                                                     Vertedero …..  38%  -   58%
                                                     Incineración ..   22%   -    9%
                                                     Reciclaje …..    25%   -  15%
                                                     Compostaje..   15%    -  18%

Como puede observarse, seguimos llevando al vertedero demasiada basura (58%), aunque sin llegar a los niveles de Bulgaria y su rotundo 100%. Como recicladores somos vulgares, tirando a cutres, ya que España (15%) está en el puesto 17 de los 27, por detrás de Alemania (45%), Bélgica (40%), Eslovenia (39%), Suecia (36%), Irlanda (35%), Holanda (33%), Austria (30%), Reino Unido (25%), Italia (21%) y Francia (18%). Generamos 535 kilos de basura y año por habitante, por encima de la media comunitaria (502 kg) y por encima de Francia, Italia o el Reino Unido.

Vertedero "espontáneo" en Mallorca (Islas Baleares)

Sólo destacamos, positivamente, en el compostaje de residuos urbanos orgánicos. Pero al hacer una deficiente separación, los restos orgánicos llegan al compostaje contaminados por demasiadas porquerías. Eso hace que nuestro “compost” sea de baja calidad y poco apreciado por la agricultura, según informa Eurostat. Lo peor, sin lugar a dudas, está en el asunto de la separación de los Residuos Urbanos (RU) y del reciclaje. 

El informe anota que España genera más de 24.000.000 de toneladas de RU, de los cuales unos 3.400.000 son separados y 19.850.000 llegan mezclados al vertedero, al compostaje o a las escasas incineradoras. Si comparamos esas cifras de 2010 con las del año 2006 vemos que algo está fallando en nuestros Planes y Objetivos. Porque según Eurostat y el propio PNIR, en el año 2006 en España se mezclaban 20.431.260 tn y se separaban 2.519.000 tn. No puede decirse que hayamos adelantado de forma espectacular. La Agencia Europea de Medio Ambiente comentaba, en 2010, que España hacía verdaderos esfuerzos para cumplir la Directiva Marco de Residuos, pero añadía que, sorprendentemente, no conseguía éxitos.

Así deberían quedar todos los vertederos de España. Garraf (Cataluña)

¿Dónde está el fracaso? Porque parece bastante claro que estamos fracasando, con nuestro melancólico 15% de reciclaje y ese "pleistocénico" 58% de basuras llevadas a vertedero. El motivo del fracaso, a pesar del esfuerzo, debe estar en el propio sistema. SI el que llevamos usando desde hace décadas, el SIG (Sistema Integrado de Gestión) y sus contenedores temáticos, no ofrece los resultados esperados, ya va siendo hora de cambiar de sistema y adoptar el que emplean otros Estados miembros que ofrecen resultados alentadores y que cumplen mejor con la Directiva. Por ejemplo, adoptar el SDDR (Sistema de Depósito Devolución y Retorno).

Dos últimos datos para reflexionar.
El primero. Alemania no utiliza prácticamente vertederos urbanos y es líder europeo en reciclaje de envases (dispone del SDDR), sobre todo de botellas de plástico que separa por colores. Cada tonelada de envases de plástico transparente se paga allí a 700 euros. La de color se queda en 500 euros. En España, con todos los colores mezclados, tiene un precio de 300 euros. No sé a qué esperan los recicladores para mandar nuestras botellas usadas a Alemania.



Vertedero recuperado en Madrid y transformado en auditorio

El segundo. En 1997, en España se generaban 650.000 toneladas anuales de envases de plástico y se reciclaban 80.000 toneladas. En 2006, se generaban 1.600.000 toneladas y se reciclaban 380.000 toneladas. En 2009 no se podían hacer esas cuentas porque no existían datos (nd = no disponible) sobre la generación de envases de plástico para bebidas refrescantes y agua. Al menos eso es lo que figura en el PNIR. Cuando no se tienen datos, es muy difícil establecer y alcanzar objetivos. Cuando no se ofrecen datos es fácil tergiversar y marear al contribuyente (3).

(1)   Reglamento (CE) nº 2150/2002.
(2)   epp.eurostat.ec.europa.eu/...27032012.../8-2703... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada